19
Oct
09

Marinero en tierra

Ayer quedé para comer con Ciro, un genovés que lleva los asuntos de una asociación de Cinque Terre para la promoción de sus animales acuáticos. Curioso, lo conocí en Génova en el Aquarium y me dijo que se acercaría en barco a Monterosso.

– ¡Vente!

– No, no -rehusé rápidamente.

– Por qué!?

– Porque he visto mucho cine -contesté.

Ciro no me comprendió, aunque de lo que yo estaba hablando era de El talento de Mister Ripley y de Calma total.

Ciro habla español, pasó unos años en Barcelona y tenía ganas de recordar la vieja España mientras me contaba cosas de su tierra.

– ¿Y hablas catalán?

– No, no. Bueno, una miqueta -dice.

– ¿Sabes que han descubierto hace poco que Cristóbal Colón no era genovés?- Parecía Ciro de fácil entrar al trapo.

– ¿Y qué era, español?- Ciro se sorprende y hasta consigo tocar su fibra italiana. Su maquinaria para hacer teatro ya está en marcha-¿Y qué era, de Madrid no? Oh, sí, grandes marineros han nacido en vuestra capital.

Me mira y se ríe.

– No, no, madrileño no, pero dicen que era catalán

En su coche (ahí sí me subí : el maletero de su Fiat parecía pequeño) nos acercamos a un restaurante a unos 400 metros sobre el nivel del mar, donde se ve casi todo Cinque Terre.

Desde allí, supongo, tiene más sentido hablar de la zona, del espectacular parque, del azul y de los delfines y orcas que lo habitan. Y de los santuarios que rodean a las cinco villas, cada una más alta y menos accesible que la anterior.

– Eso es religiosidad, ¿eh?

Subirse hasta ahí tiene su aquel, desde luego.

Yo le hablo entonces de otro esfuerzo. El de Bitter Mare Rosso situando aquí su “santuario”. Es decir, su embajada.

– Es una idea genial, reconoce Ciro.

Llevo una botella a mano, por cierto. Y le ofrezco un aperitivo.

– Ah, me vas a enseñar tú a mí lo que es el aperitivo? Ciro se calienta…

Al final ambos aprendimos. Cosas de proseccos. Asuntos de tortillas. Yo además me llevé esta instantánea de la zona.

Me pareció tan bella que ya hoy se la he regalado a Marisa, que es mi interlocutor oficial J en el ayuntamiento de Monterosso…6

Anuncios

3 Responses to “Marinero en tierra”


  1. 1 Fer
    octubre 20, 2009 en 9:49 am

    Preciosa historia. Me falta el haberle preguntado “¿tú eres de Genova? ¿o eg-genovés?”.

  2. octubre 20, 2009 en 8:41 pm

    jejeje, juro que pensé ponerlo, pero estaba fuera de contexto.

  3. 3 Patri
    octubre 21, 2009 en 12:25 pm

    ¡¡¡locooo!!! No se sube uno en el coche de un desconocido, y no se aceptan caramelos de extraños… que secuestrar a un “Embajador” es tentador!! 😀


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Suscripción RSS

Categorías

octubre 2009
L M X J V S D
« Sep   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Blog Stats

  • 45,602 hits

A %d blogueros les gusta esto: