Author Archive for

28
Oct
09

Adío

Antes de irme, quería dar constancia de dos cosas. Y las dos con un testimonio.

Primero este vídeo. Quizá un poco ñoño, pero para mí muy significativo: esto han sido para mí estas tres semanas. Sí, mucha comida, buenas conversaciones, lectura, RRPP, etc, etc. Pero sobre todas las cosas: olas y trenes:


http://www.vimeo.com/7150741 

Lo del segundo vídeo ha sido más complicado.

He llegado al centro del pueblo con una botellita de Mare y he les he pedido ayuda para realizar una grabación.

“¿Una filmazione, de qué, para qué, salimos nosotros?”
No, no, no.

Así que he intentado explicarles que he ganado un concurso para ser el embajador de una bebida llamada Bitter Rosso, que esto ha sido gracias a un vídeo de una botella que rodaba por Madrid y que ahora, lo que pretendo, es rodar la segunda parte de la botella rodante, ¡Rolling Mare Rosso Two!

¿?

Es igual. A ver, tú, cómo te llamas?, Stéfano, ¿cuántos años tienes?,  ¿68? Bueno, sabrás lo que es una cámara no? Pues toma, mira, yo hago rodar esta botella por el suelo y tú le das al récord. ¿Sí? Sí.

Tú, Agostino, ok, despéjame la calle.

Usted, signora, Gina, qué bonito, póngase aquí y si la botella se desvía la coge, que no queremos descalabrar a nadie.

Esto es un rodaje y lo demás son tonterías.

Atención, uno, due, tre, accione!!!

Repetimos tres tomas y las tres fueron malas.

Pasamos al siguiente plano y más de lo mismo.

Ellos seguían entusiasmados, con todo.

Así que me uní a mis lugareños e hice como Ed Wood en la película de Tim Burton: “¡¡Buena, toma buena!!” Las siguientes cuatro tomas fueron todas válidas.

Quizá esa frescura se note en el vídeo, quizá no…

Hasta pronto…


http://www.vimeo.com/7170532

26
Oct
09

Abrazafaroli

Amigos, amici, hotel amici, chavala, padres, que sé que me leéis, catorce hermanos, que también sé que me seguís en España… esto se acaba.

Se acaba tanto tanto que esta mañana me he agarrado a una farola del pueblo. Eran tantas las ganas de quedarme en el pueblito… Rápidamente ha llegado el patrullero Mancuso, el del otro día. He conseguido neutralizarle mentalmente pero luego ha concluido que yo era un peligro público y me ha llevado al Ayuntamiento.

Gracias a eso, he tenido la oportunidad de despedirme de la gente de Monterosso, de Marisa y de sus ayudantes. El alcalde no ha aparecido, dudo mucho que se pase por este pueblo. Quizá lo gobierne mediante una página en facebook, vete a saber.

La despedida ha sido de lo más emotiva, como podéis ver en este vídeo.

En unas horas, aysh, aysh, que no puedo, despedida y cierre…

http://www.dailymotion.com/video/xavjbl_arrivederla_lifestyle

23
Oct
09

El patrullero Mancuso

Escena que acabo de protagonizar. He decidido hacer unas bonitas fotos de Bitter Mare Rosso con el Mediterráneo detrás. Luego he tenido otra idea más brillante. Mare Rosso, Mare Azul, cambiar colores de botella y mar, recurso buenísimo!!  Ya se sabe: unos cambios de saturación en Photoshop, coloreo por allí, coloreo por allá…

En eso que un carabiniero, que no es un bogavante sino un policía italiano se me acerca por detrás. Yo veo su silueta reflejada en la pantalla de mi cámara.

También veo que se detiene a escaso medio metro. La cadera descansa sobre una pierna. Mano a la barbilla. Posición de actividad cerebral. Yo sigo viéndolo por el reflejo de la pantalla mientras finjo unos ajustes. Es una mezcla del inspector Closeau y del patrullero Mancuso, el irrisorio policía de La conjura de los necios.

Y por fin se lanza:

– ¿Ché cosa?

– ¿Io?- no sé por qué pero concluí que aquél era un momento ideal para practicar mi italiano. Tal cual dije: Io sono faciendo una panoramicca del mare y de la botiglia.

Como quiera que Mancuso se había posicionado entre la cámara, la botella de Mare Rosso y el mar, añadí:

– ¿L’importa appartarsi un momentini?

Creo que por culpa de esta última frase todas las neuronas del patrullero Mancuso implosionaron. Se concentraron en un único punto negro de su hipotálamo, como si le hubieran borrado la memoria instantánea, una especie de efecto Memento o algo parecido, y siguió caminando por el paseo marítimo como si nada hubiera pasado.

Ahora según escribo estas líneas le recuerdo dando vueltas a su porra de carabiniero aunque quizá sea sólo un producto de mi imaginación.

En todo caso, pude hacer la foto…

[El resultado de mi experimento en photoshop fue horroroso pero he aquí la foto en cuestión, sin retoques…]

7

21
Oct
09

Lo de las manos juntas

1

A mí es que me encantan. Los clichés de los italianos, digo. Las maneras, los gestos, el barroquismo. Es noche cerrada en Monterosso y sólo hay un bar abierto. En la tele, mientras suenan viejos temas de Sinatra, dan el Milan-Roma.

En el minuto 67, dos desconocidos se conocen por culpa de un penalti que ha fingido Alessandro Nesta. Uno es de la Sampdoria (de Génova). El otro del Milan (de Berlusconi). En la pantalla, once romanos se quejan con exuberancia de la dramaturgia escenificada por Nesta (¿quién es más exuberante?). Los dedos de ambas manos juntos, en la posición inversa a la que ponen los novilleros. Las dos manos apuntándose la una a la otra. Con el gesto preparado, aunque todo italiano lo trae ya de serie, se mira al árbitro y se mueven ambas manos de arriba abajo. Es su forma universal para la queja, el engaño, la manipulación, de nuevo el barroquismo, la maniera.

manos

De nuevo fuera de la pantalla, abajo en Monterosso, el tiffoso de la Sampdoria hace el mismo gesto y se queja ante su nuevo amigo de la barbarie cometida. El del Milán, igualmente convencido, agita las manos con exactos movimientos. ¡¡Ma ché cossa!!

Vuelvo al hotel para intentar sintonizar una cadena que retransmita el partido. Nada. Sólo encuentro Batman Begins, una película que emitida por la RAI-1 provoca en Morgan Freeman una incorrección en el habla: tiene acento del Véneto.

Zapping: Nada, nada, nada, las mamachichos, nada.

Bueno. Una de italianos. Ésa de Jack Nicholson y Angelica Huston, El honor de los Poggi, o algo así.

Muere uno, muere otro. Muere el capo de una familia. Supongo que ya se ha acabado la peli. Pues no. Ahora hay que vengar la muerte del jefe. Qué quisquillosos estos italianos. ¡Pero si ya ha muerto!, qué más les da… De hecho, algunos tendrán ahora más posibilidades de ascender en la escala mafiosa. Pues no lo entienden. Hay que vengarle. Hay que dramatizar. Barroquismo, fatalidad, fatum.

Italianos. Al final les echaré de menos…

4

19
Oct
09

Marinero en tierra

Ayer quedé para comer con Ciro, un genovés que lleva los asuntos de una asociación de Cinque Terre para la promoción de sus animales acuáticos. Curioso, lo conocí en Génova en el Aquarium y me dijo que se acercaría en barco a Monterosso.

– ¡Vente!

– No, no -rehusé rápidamente.

– Por qué!?

– Porque he visto mucho cine -contesté.

Ciro no me comprendió, aunque de lo que yo estaba hablando era de El talento de Mister Ripley y de Calma total.

Ciro habla español, pasó unos años en Barcelona y tenía ganas de recordar la vieja España mientras me contaba cosas de su tierra.

– ¿Y hablas catalán?

– No, no. Bueno, una miqueta -dice.

– ¿Sabes que han descubierto hace poco que Cristóbal Colón no era genovés?- Parecía Ciro de fácil entrar al trapo.

– ¿Y qué era, español?- Ciro se sorprende y hasta consigo tocar su fibra italiana. Su maquinaria para hacer teatro ya está en marcha-¿Y qué era, de Madrid no? Oh, sí, grandes marineros han nacido en vuestra capital.

Me mira y se ríe.

– No, no, madrileño no, pero dicen que era catalán

En su coche (ahí sí me subí : el maletero de su Fiat parecía pequeño) nos acercamos a un restaurante a unos 400 metros sobre el nivel del mar, donde se ve casi todo Cinque Terre.

Desde allí, supongo, tiene más sentido hablar de la zona, del espectacular parque, del azul y de los delfines y orcas que lo habitan. Y de los santuarios que rodean a las cinco villas, cada una más alta y menos accesible que la anterior.

– Eso es religiosidad, ¿eh?

Subirse hasta ahí tiene su aquel, desde luego.

Yo le hablo entonces de otro esfuerzo. El de Bitter Mare Rosso situando aquí su “santuario”. Es decir, su embajada.

– Es una idea genial, reconoce Ciro.

Llevo una botella a mano, por cierto. Y le ofrezco un aperitivo.

– Ah, me vas a enseñar tú a mí lo que es el aperitivo? Ciro se calienta…

Al final ambos aprendimos. Cosas de proseccos. Asuntos de tortillas. Yo además me llevé esta instantánea de la zona.

Me pareció tan bella que ya hoy se la he regalado a Marisa, que es mi interlocutor oficial J en el ayuntamiento de Monterosso…6

18
Oct
09

El rayo verde

Ya era hora de que contara qué es Cinque Terre, uno de los sitios más maravillosos de Italia, y tiene unos cuantos (Italia encabeza la lista de países con más lugares patrimonio de la humanidad. Segunda es España).

Cinque Terre es un parque nacional que une cinco pueblos, de memoria: Monterosso, Vernazza, Corniglia, Rommagiore y Manarola.

A primera vista, observado por un pájaro o en Google Earth, parece bastante inverosímil que alguien pueda llegar aquí. Entre los cinco, decenas de colinas, pendientes y riscos que hacen imposible su acceso: además del Mediterráneo, claro.

Sin embargo, algún iluminado tuvo hace tiempo la idea de conectar las cinco aldeas por un tren, fantástico cordón del pasado que enhebra el lugar con una misma idea: de forma rápida, cerca de Milán, Génova o Pisa, hay un parque nacional donde se descansa, come y bebe como en ningún sitio de la Toscana o Liguria.

Tampoco es que quiera escribir un panegírico turista, pero el lugar merece la pena.

Lugareños tranquilos, divertidos como buenos italianos, pintorescos, algo subidos al carro de que Cinque Terre está de moda. Pero conscientes de que tienen un tesoro.

Sus puestas de sol, otro regalo. Ayer, por ejemplo, me quedé sentado casi una hora mirando al infinito. Recordé aquella novela de Julio Verne que decía que el último rayo de sol es verde. Dice Julio Verne que el consiga verlo obtendrá el amor eterno. Supongo que es algo subjetivo pero a mí me ha parecido ver el destello…


http://www.vimeo.com/7125237

16
Oct
09

A Hard Day’s Night

Hoy en la playa he tenido una auténtica preocupación de diplomático: ¿cómo se pone uno más moreno, quieto al sol o jugando a las palas? Creo que si te mueves las partículas de luz tienen más complicado alcanzarte, igual que las gotas de agua golpean poco o nada la luna trasera del coche cuando vas por la autopista.

Así que quieto.

Tras la valiosa conclusión, me he quedado tumbado, en modo absorción total de luz, viendo las olas romper en la orilla. Tenía otra teoría acerca de por qué se mueven, las olas, pero quizá me espere a publicarla en Nature.

Por dios, qué día tan duro.

Nota del Ambassatore:

Creo que fue Ringo Starr el que dio nombre al álbum de los Beatles A hard days night. Llevaban grabando tantas horas en el estudio de Abbey Road que al salir por las escaleras dijo a los otros tres beatles: “It’s been a hard day…” pero cuando comprobó que ya no era de día, sino de noche, acabó la frase así: “…night!”

Pues yo lo mismo pero al revés 🙂

buen finde para todos todos!




Suscripción RSS

Categorías

junio 2017
L M X J V S D
« Feb    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Blog Stats

  • 45,590 hits